El Hacker Banner

FUENTE: Semana

Hay conductas que parecen inocentes pero podrían acarrearle problemas ante la ley. Mirar los chats de WhatsApp de alguien más, o hacer una publicación “chistosa” en el perfil de Facebook que un amigo dejó abierto, son algunas. Conózcalas y no peque por desinformado.

Cada vez más las relaciones de las personas se dan en espaciones virtuales. Nuestra forma de conocer el mundo se va formando desde las redes sociales, los smartphones, a través de pantallas. Ante la nueva realidad, las normas se han acomodado. La ley de delitos informáticos entró a regular muchos de los comportamientos que las personas pueden tener cuando actuan en el mundo digital. Desde quedarse mirando al teléfeno de un conocido hasta leer mensajes que no son para uno, estos son algunos de los delitos que usted podría estar comentiendo sin saberlo:

Acceso abusivo a un sistema informático

Este delito ocurre cuando una persona, sin autorización, entra a un “sistema informático protegido”. Como lo describe la ley, un sistema informático protegido parece algo distante o muy sofisticado, y lo más probable es que nosotros pensemos en hackers o en temas excesivamente elaborados y complejos cuando nos hablen de este delito.

Lo cierto es que esta conducta puede ser mucho más cotidiana. Aunque no parezca algo tan grave, quedarse mirando en Facebook, Twitter o cualquiera de las redes sociales de algún despistado que las dejó abiertas, o incluso de su pareja o de un amigo, puede causar muchos problemas. La simple revisión de una conversación a su novia o novio, o una publicación que pretende ser chistosa a un amigo despistado le puede costar hasta 96 meses de cárcel y 1.000 salarios mínimos.

Interceptación de datos informáticos

Interceptación suena a chuzadas o grabaciones de llamadas o chats, más aún cuando la ley especifica que no se pueden hacer sin orden judicial previa. Con el desarrollo de las redes sociales, cualquier persona, y no solo los cuerpos de inteligencia del Estado, pueden incurrir en este delito. La interceptación se da cuando uno recibe información o datos que estaban destinados a otra persona, sin su autorización.

Todo lo confuso o difícil que esto parece se explica, sobre todo, en una herramienta: WhatsApp Web. Si alguien deja abierto su WhatsApp en el computador y los mensajes que eran solo para él aparecen ahora en su pantalla, no debería leerlos ¿por qué? No solo porque puede generar el disgusto de su amigo, sino porque cometería este delito.

Le recomendamos: ¿Qué hacer si alguien lo difama en internet?

Daño Informático

Si de cualquier forma se borran o destruyen datos informáticos, este delito se configura. Los datos no están restringidos a temas bancarios, académicos o particularmente sensibles. Entonces si por alguna razón un conocido entra a Facebook y decide borrar conversaciones con otras personas sin la autorización del dueño de la cuenta, hay un delito que puede terminar en una multa de 1.000 salarios mínimos y hasta prisión.

Violación ilícita de comunicaciones

Ocurre algo similar con las conductas anteriores, pero lo problemático en este delito es que la persona entre a la privacidad de otras y destruya o impida que un mensaje llegue a la persona antes de que esta misma la lea. Es decir, si usted borra un correo electrónico que aún no había sido abierto, o siendo un poco menos modernos, si destruye una carta antes de que el destinatario la lea. En estos casos podría incurrir en prisión de uno 1 a tres 3 años.

Mike Lube

Mike Lube

Autor desde:  06/12/2017

Get To Know Us Better

Our approach is a bit different than other software development firms. We just don’t provide you with recommendations; we help you see them through.

We are a young and an innovative High-Tech Business Development Consulting Firm based in San Jose, California.

Enpersona360 was founded in 2016 with one objective, to become a leader in Digital Transformation Solutions.

Our founder and team of top executives have accumulated years of accomplishments and learning from failures as well, which we bring to our clients.

Our reach is global, converging markets such as United States, Canada, Latin America and Spain. Our expertise is in IT—networking, security, cloud , storage, SaaS and enterprise digital solutions makes us very unique.